Onda Azul

Radio en vivo
Puno, Lunes 23 de Octubre del 2017 | Noticias actualizadas hace 19 horas

Bruno Giuffra: “Se volverá a licitar con un contrato infalible y pulcro”

Publicado el dia domingo 18 de junio del 2017 a las 09:05 A+ A- imprimir


Tiene pocos días en el cargo, pero mañana estará en la Comisión de Transportes del Congreso para informar sobre la resolución del contrato de Chinchero. Su misión, según manifiesta, es destrabar los proyectos heredados y llegar a acuerdos que eviten las temidas adendas.

El tema Chinchero está haciendo estragos en el Ejecutivo, ya renunció un ministro, el de Economía está cuestionado y usted está citado este lunes a la Comisión de Transportes…

Ya se visualizó la solución al tema Chinchero. Hemos anunciado que estamos en la ruta de un divorcio amigable con el consorcio que ganó la licitación, viendo todos los aspectos que suponen esta resolución del contrato.

¿Ha perturbado al gobierno y hay una crisis política?

—Creo que hay una sobrecarga política y mediática en esto, innecesaria, por cierto. Hay que ver el futuro y tratar de arreglar las cosas lo más eficientemente posible. El lunes iré a la Comisión de Transportes…

¿Qué dirá ahí?

—Todo lo que pueda decir, en el sentido de que hay una cantidad de información que todavía no está definida. Son sucesos que aún no se han presentado. Estamos en una etapa donde recién se va a iniciar la negociación. Hasta ahora puedo informar cómo hemos llegado a este punto de acuerdo para evitar, dentro de todo lo que pueda ser posible, irnos a una corte internacional, que no le hace bien a nadie.

¿Acepta el pasivo de Chinchero?

—Vamos a ver en qué consiste el pasivo de Chinchero…

¿No identifica ninguno?

—Sin duda, esto no ha sido gratis, no es un caramelito que queremos tener servido en la mesa todos los días. Pero, valgan verdades, no es un problema que hayamos provocado, lo hemos heredado y tratado de solucionar. El intento de solución ha tenido varias fases. Ahora estamos, espero yo, en la última.

¿Para usted, el contrato era lesivo para los intereses del país, como dijo el ex ministro Martín Vizcarra?

—No quiero entrar a ver si era lesivo o no…

¿Por qué?

—El contrato tenía deficiencias. Prefiero mirar las cosas desde otra perspectiva. No quiero seguir sobrecargando el tema.

Es difícil sobrecargarlo más…

—Por eso. No quiero incrementarlo. El contrato tenía muchas oportunidades de mejora y muchos problemas que resolver. Pero ese camino estaba lleno de rompemuelles que a nosotros nos los pasaron de taquito. Hemos querido arreglarlo, pero no se ha podido.

Una autocrítica sería que debieron tomar antes la decisión actual y evitar el costo político…

—Podría ser una autocrítica, pero en el marco y las circunstancias en que nosotros enfrentamos el problema, la voluntad era sacar adelante el proyecto. Queríamos darle al Cusco ese aeropuerto y dinamizar lo más posible esa obra. Evidentemente, la actitud fue ‘vamos a solucionar el contrato’.

Probablemente en la Comisión de Transportes le preguntarán cuál era el interés tan denodado de sacar adelante esta adenda que tenía solo críticas…

—Todo el mundo es general después de la batalla y opina. Le aseguro que el 95% de la gente no ha leído el contrato. Tiene enorme cantidad de páginas y serias deficiencias y vacíos de orden financiero. El interés no fue sacar adelante la adenda, sino el proyecto Chinchero…


En el Congreso se presume que hubo intereses creados alrededor del proyecto…

—¿Por dónde? Que lo digan. Es muy fácil afirmar eso, pero que los señalen. ¿A quién beneficiaba la adenda sino a sacar adelante el proyecto? ¿Dónde están los intereses? Pero hay que entender de dónde veníamos en el contrato…

Se defendió tanto la adenda y luego se rescindió el contrato. ¿Por qué se esperó tanto, para qué renunció Vizcarra?

—La voluntad era sacar adelante el proyecto y se quería construir el aeropuerto lo más rápido posible…

¿Y ahora?

—Ahora vamos a tratar de recuperar los tiempos. Estamos embarcados en una senda que espero tenga un desenlace positivo en el menor tiempo posible.

Vizcarra dijo estar seguro de que el aeropuerto de Chinchero será más caro, luego de esto.

—Es una posibilidad. No sé cuánto más, dependerá de los postores, de cuánto pidan por hacer el aeropuerto. Pero es un escenario.

¿Será hecho con privados?

—El primer tramo, el movimiento de tierras estará a cargo del Estado. Lo más probable es que la construcción y la operación sea una asociación público-privada (APP), que es la forma más rápida de avanzar. Depende de evaluar los escenarios y ver qué es lo más conveniente.

¿Qué motivaría ir por una APP?

—Darnos cuenta de que vía obra pública nos demorará más tiempo. Presumo que ese será el escenario más probable.

El presidente de Confiep afirmó que Chinchero es una oportunidad perdida…

—Es una oportunidad retrasada, no perdida. Coincido con este en que debe hacerse vía una APP, sin descartar que la construcción pueda ser por obra pública, la operación definitivamente debe ser una concesión.

¿Cuándo se resolverá el contrato?

—Aún no. Hemos conversado con el consorcio sobre el escenario de mutuo disenso. Se ha acordado que ambas partes hagan el esfuerzo para evitar cualquier situación que nos lleve a un arbitraje. Es un proceso, esperemos que sean pocas semanas.

¿Cuánto le pagará el Estado a Kuntur Wasi?

—Tiene que pagarle algo. Nos conviene tener los expedientes técnicos. Si no, demoraríamos dos años en volver a hacer lo hecho. El consorcio presentará una lista y la idea es validar cuáles son las partidas que se reconocen. Estamos en medio de una negociación. No podemos poner fichas en la mesa porque debe haber una estrategia. No le puedo decir qué se paga, qué no, sí que trabajaremos con la mayor transparencia posible cuidando los intereses del Estado.

El presidente mencionó que hay un costo por reparar…

—Es evidente que hay un costo asociado a la salida. No hablemos de costo por reparar. Hay muchísimas cosas previas al inicio de una obra en materia legal, de ingeniería, de estudios técnicos, de la estructuración del financiamiento. Hay muchísimos frentes que se tendrán que explorar, auditar y validar. No necesariamente aceptaremos todo lo que nos presenten, como tampoco les diremos no a sus pretensiones. Si no, estaríamos en una posición antagónica. Ambas partes deben ganar algo.

¿El joker de Kuntur Wasi puede ser ir al Ciadi?

—No necesariamente el Ciadi es la mejor carta para ellos tampoco.

¿Cuánto se le daría a Kuntur Wasi, US$30 millones?

—No lo sé. Aún no hemos revisado papeles.

¿Con quién se reúnen?

—Se creará un espacio de entendimiento entre KW y el Estado. No voy a anunciar nada que pueda perturbar la negociación.

¿Cuál es el costo de la remoción de tierras?

—US$145 millones. Es un número fijo, no estaba negociado.

¿Cuándo licitarán la obra pública?

—Debemos tener una llave para realizarla. Hay ciertas limitaciones mientras estemos negociando el contrato. Cuando se renegocie, podremos iniciarla. No voy a mover tierras sin el expediente técnico.

La licitación demora…

—Sí, pero no es una cosa muy compleja.

Sin embargo, Cusco exige un cronograma.

—Sin duda, quieren rapidez. Creo que en las próximas dos semanas podemos tener un cronograma, si bien no detallado, sí con hitos medianamente definidos. La remoción será entre 18 y 20 meses. No significa que no se hace nada más que mover tierras. Al mes cinco de iniciada la remoción, se puede licitar la obra. Hay cosas que debemos respetar mientras no se rescinda el contrato. No es algo tan fácil como apretar un botón y todo desaparece. El acuerdo hay que firmarlo.

¿Quién decide si es APP: el presidente, el Consejo de Ministros, el MTC?

—Creo que vamos a estudiarlo entre varios. Evidentemente, la opinión del MTC tiene un peso fundamental en esto.

¿En las diversas etapas participarán empresas vinculadas al caso Odebrecht?

—No etiquetamos, participarán las empresas que puedan hacerlo de acuerdo a ley. No somos el Poder Judicial.

¿Kuntur Wasi puede participar?

—En el movimiento de tierras no, porque no son especialistas. Más adelante no sé si Kuntur Wasi como tal, Andino, Corporación América o un nuevo consorcio lo haga. La cancha está libre para quienes quieran postular. No hay impedimento legal. Personalmente, pienso que esta obra no debe ser una cerecita para ellos.

¿Después de tanto ruido y problema, será un cerecita para una empresa privada?

—Sin ningún problema. Se volverá a licitar, son nuevas condiciones con un nuevo contrato que será óptimo.

¿Habrá acreedor permitido…?

—Los contratos tienen una línea de base fundamental. No entiendo por qué esto no se cotizó de manera simple, quién me pide la menor cuota incluyendo todo, los intereses, gastos, etc., y gana el que menor cuota pide. No sé por qué se complicó tanto. Es muy diferente a todas las APP que hemos tenido. Esta vez no cometeremos esos errores, ni buscaremos una genialidad en fórmulas que ni siquiera tiene una definición clara de dónde se aplican, ni el tiempo y si incluyen o no intereses. Será un contrato infalible y pulcro.


El contralor propuso dejar la adenda, regresar al contrato inicial y renegociar…

—Esa es la opinión del contralor. No tengo manera de contestar esa pregunta, la voluntad era mejorar el contrato y hacer el aeropuerto.

Pero se dijo que se aceptaría lo que planteara la Contraloría.

—Después de todo, hemos tomado la mejor decisión. El informe de Contraloría es equivocado, no refleja el análisis técnico que debe tener, mezcla cosas y compara lo no comparable.

Contraloría denunció penalmente a 10 funcionarios. Algunos continúan en el MTC.

—Algunos renunciaron, hay funcionarios del MEF y Ositran, otros permanecen en el MTC, pero hay una reorganización. Aún no he analizado el tema, pero creo que los que sumen se quedan. Los que no, saldrán.

¿Le pidió la renuncia a Fiorella Molinelli?

—No, ella renunció.

¿Ello implica aceptar que actuó equivocadamente?

—Le soy honesto, no le he preguntado.

¿Entiende por qué renunció Martín Vizcarra?

—Entiendo que para Martín se agotó esa fase.

Contraloría emitirá un informe sobre el contrato en julio. ¿Tendrá consecuencias?

—No nos adelantemos. Esperemos a ver qué dice en julio.

¿Se reunirá con el contralor que esté en funciones para consultar el nuevo contrato?

—La Contraloría debe participar ex post, no ex ante. Esta es una decisión del ministerio. No es un requisito consultarle a Contraloría.

Contraloría le pide los términos en que se ha rescindido el contrato con Kuntur…

—No ha llegado nada a mi despacho. Cualquier comunicación que me envíen, la leeré con mucha atención.

Después de lo conocido, ¿cuál es su opinión del contralor Edgar Alarcón?

—Prefiero evitar opiniones sobre el contralor. Puedo comentar mi sorpresa sobre los cuestionamientos que se hacen a una institución que debe ser incuestionable. Contraloría no puede tener a su máximo representante cuestionado. La pulcritud de Contraloría no puede estar en duda…

¿Debería salir?

—Son conclusiones que usted saca. No he dicho eso, sino que no debe estar cuestionado.

La Comisión de Fiscalización investigará el contrato de Chinchero. ¿Tiene sentido?…

—No sé si para la comisión es la mejor forma de utilizar su tiempo y sus habilidades. Colaboraremos. Pero solo le interesa Chinchero a usted, está ‘chincherizando’ todo…

El país está ‘chincherizado’ y el gobierno en vilo por Chinchero…

—Yo quiero ver el futuro y hay otros temas…

Los trataremos. ¿Optimistamente, en cuánto tiempo estará listo el aeropuerto cusqueño?

—Optimistamente, al final de este gobierno tendremos el vuelo inaugural. Trabajamos para ello. Mire, yo voy a tomar lo ocurrido con Chinchero como un impasse, no creo que el gobierno esté en vilo.

¿Los pilotos dicen que no es un buen lugar para un aeropuerto?

—Este proyecto tiene más de 30 años. Se han hecho todos los estudios e indican que ahí puede operar un aeropuerto.


“No hizo nada incorrecto”
El audio entre el contralor y el ministro Thorne puede hacerle perder otro ministro.

—Pero no es por Chinchero, hay una innecesaria posición del Congreso frente a la figura del Alfredo Thorne.

¿Thorne se fue de boca?

—No he terminado de escuchar el audio.

Se lo leo…

—(Ríe). De lo escuchado no hay ninguna presión.

¿Y cuando cita al presidente diciendo “si el contralor te da su promesa, yo la firmo” (autorización para incremento de presupuesto)?

—No sé cuál ha sido el sentido y el contexto de esa frase. La Contraloría puede pedir muchísimo presupuesto y se le ha ido dando. Todas las instituciones piden millones de millones y se tienen que administrar. Además es una conversación grabada ilegalmente donde no hay presión.

Visto el chongo, ¿debería renunciar?

—Esta es una situación mucho más compleja como para decir si debería o no renunciar. Hay que tomar las cosas con calma. Alfredo ha respondido todas las preguntas y espero que el impasse se resuelva. Sería lamentable para el gobierno y el país perder a una figura como Alfredo Thorne en el Ejecutivo dadas sus credenciales y su intachable trayectoria.

El Congreso en pleno pide la renuncia de Thorne.

—Es exagerado, las declaraciones de Alfredo fueron contundentes. Estamos jalando la cuerda más de lo necesario. No ha hecho nada incorrecto. El ministro de Economía no es cualquier ministro, es fundamental en un gabinete.

Le imputan colocar al gobierno en una grave crisis.

—Este tema puede fácilmente calificarse como una anécdota y pasar la página. No sigamos con este juego innecesario de jalar la cuerda todo lo que se pueda.

¿Cree necesario un refrescamiento del gabinete?

—Eso no me corresponde siquiera evaluarlo a mí. No se ha discutido en el consejo ni de lejos ni de cerca.

¿El gobierno está débil e inestable?

—Es una expresión suya que no comparto. La aprobación presidencial sube y baja, eso no marca la fortaleza. Yo veo un gobierno comprometido en solucionar los grandes problemas del país y a un presidente que conoce perfectamente el país y somos un equipo de técnicos y políticos con un balance apropiado.

¿La oposición es obstruccionista como dijo el premier?

—No quiero decir si lo es o no. Tiene más curiosidad por lo que el gobierno hace de lo que debería tener. En esa sobredosis de curiosidad hay posiciones que podrían suavizarse y a todos nos iría mejor.

¿Realmente se ha llegado a un acuerdo con el consorcio de la Línea 2 del Metro de Lima?

—Uy, salimos del tema. Estamos conversando para ponernos de acuerdo.

Pero el consorcio ya tiene una adenda en el CIADI por US$245 millones.

—Esa es la pretensión de la empresa. El CIADI tomará en cuenta a ambas partes. Es un proceso y ello no impide que nos pongamos de acuerdo en otros aspectos y seguir avanzando. Así lo estamos haciendo.

¿Qué han avanzado entonces?

—Tengo 15 días en el despacho. Lo que hemos logrado es un entendimiento sobre la impostergable necesidad de reiniciar las obras y la buena voluntad de encaminar el tema en el menor plazo posible.

¿Conoce la frase “de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno”?

—No cuando ambas partes están coincidiendo con esas buenas intenciones y hay una agenda para sacar adelante esto.


¿Cuándo se entregan terrenos y se levantan las interferencias?

—Estamos en ese proceso y estamos validando los aspectos técnicos que nos separaban. Ese ha sido el gran avance, que algunos aspectos técnicos no van a ser materia de divergencia.

¿El concesionario ha aprobado los estudios de ingeniería que faltan?

—Estamos exactamente en ese punto. Estamos acordando que haya una consistencia entre las propuestas técnicas previas y lo que se está discutiendo en los EDI.

¿Aún estamos en nada, comprendiendo que está poco tiempo en la cartera?

—Así es, no se pase. En pocos días recibirá noticias.

¿Habrá otra adenda de por medio?

—Si vamos por el camino en que estamos, no se necesitará ninguna adenda. Repito, es un proceso, hay que llegar a puntos de entendimiento. Esa es la misión acá.

El contralor propuso que se haga una pausa en el contrato porque mientras las obras están paradas se incrementan los costos. ¿Es un buen consejo?

—Consejo hasta de un conejo. No sé qué tanto ayude esto. Estamos trabajando para sacarlo lo más rápido posible. Mi principal objetivo es destrabar esto.

¿Habrá sobrecostos?

—Esperemos que no, de haberlos se verá oportunamente cuál es el tratamiento.

¡Qué concreto!

—(Ríe). Es que en medio de una negociación no puedo poner cartas en la mesa que después jueguen a favor o en contra. No sería nada estratégico. Por eso mis respuestas son generales.

Línea 2 tiene un avance de 14.8%, ¿lo confirma?

—Sí, por eso necesitamos correr.

¿El túnel de Gambetta soluciona la segunda pista del aeropuerto del Callao o quedan otros aspectos por resolver como las líneas de gas?

—Eso era lo principal, pero también había otras interferencias que también se están negociando con LAP, temas vinculados a la adenda. Algunas están solucionándolas ellos, otras nosotros, por ejemplo las conexiones de Cálidda. En breve el túnel estará abierto 12 horas al día.

¿La anterior gestión destrabó poco? ¿Qué pasa si no destraba?

—No, avanzó muchísimo. Si no destrabo me sentiré muy frustrado. Hemos dado algunos pasos.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Perú 21.


Haz un comentario


Nombre:
E-mail:
Comentario:
© Onda Azul A.C., 640 AM - 95.7 FM, Jr. Conde de Lemos Nº 212, Telefax: 051-351562, Puno - Perú, 2017.
E-mail : webmaster@radioondaazul.com- Diseño y Desarrollo Web: Grupo Sistemas