Amazonas: nuevo derrame de petróleo en el Oleoducto Norperuano


Fotografía: El Comercio

Este martes se reportó un nuevo derrame de petróleo en el Oleoducto Norperuano (ONP), operado por la empresa Petro-Perú. La fuga del crudo ocurrió esta mañana, a la altura del kilómetro 371 del tramo II de la tubería, en la comunidad de Tayuntsa, provincia de Bagua, región Amazonas.

El derrame se produjo cerca del río Nieva. En dicho sector la tubería se encuentra expuesta (cruce aéreo). A través de un comunicado, Petro-Perú denunció que el derrame fue consecuencia de un «acto delincuencial». El evento fue detectado a las 06:38 a.m., tras lo cual se activó el Plan de Contingencia

Hasta la zona llegó un equipo técnico especializado para ejecutar los trabajos de contención y reparación de la tubería. Aún no se ha podido determinar la cantidad de petróleo vertido.

De acuerdo a la versión de Petro-Perú (empresa operadora del ONP) se produjo un “acto delincuencial” contra la infraestructura que traslada por más de 800 kilómetros el crudo desde Loreto a Piura.

En un comunicado, la empresa indicó que se trató de un corte intencional debido a que, de acuerdo a los resultados de inspección interna, no se identificaron anomalías en la tubería que hagan presumir una falla estructural.

Los comuneros registraron en varios videos los primeros momentos de la fuga. En las imágenes se ve la violencia con que el petróleo escapa por un pequeño orificio en el ducto. En minutos, una cantidad aún no determinada de crudo cubrió el suelo y la vegetación en un radio aproximado de 10 metros. Incluso, el petróleo cubrió por completo algunos árboles de un tamaño aproximado de 15 metros de altura.

Fotografía: El Comercio

-Comunidad trabajará en la limpieza y remediación-

Por la tarde, la población de Tayunstsa se reunió con representantes de Petro-Perú para discutir sobre el pago del jornal por los trabajos de limpieza y remediación tras el derrame. Aproximadamente 50 personas integrantes de la comunidad nativa exigían que la empresa les pagara S/150 diarios por este trabajo, aduciendo que es el pago que hace Petro-Perú en otras zonas donde se ha producido el derrame.

Uno de los funcionarios de la empresa, quien prefirió no identificarse con este Diario, explicó que la empresa no paga esa cantidad cuando se trata de un atentado contra la infraestructura.

El representante de la empresa contratista a cargo de la limpieza precisó a la población que recibirán S/80 de pago líquido y S/20 más por liquidación. En total, son 55 personas de la comunidad que trabajarán para la empresa en la limpieza y remediación. De otro lado, hoy ingresará un equipo de la fiscalía para investigar sobre las causas del derrame.

Fuente: El Comercio