Ejecutivo aprueba Decreto de Urgencia con para las elecciones parlamentarias del 2020


Fotografía: Andina

El Consejo de Ministros aprobó este miércoles un Decreto de Urgencia que establece las medidas urgentes y excepcionales para la realización de las elecciones congresales del próximo 26 de enero del 2020.

En una reunión encabezada por el presidente Martín Vizcarra, se autorizó a los organismos electorales, Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Reniec, que emitan los reglamentos, normas y demás disposiciones que resulten necesarias para que se lleve a cabo los comicios de las elecciones al Congreso de la República tras su disolución.

“Se establece las disposiciones para que los organismos electorales puedan contar con el financiamiento correspondiente, a fin de llevar a cabo los procesos de contratación de bienes y servicios con alcance nacional”, se precisa.

La norma se basa a lo dispuesto en el Decreto Supremo N° 165-2019-PCM, que disuelve el Congreso de la República y convoca a elecciones para un nuevo Congreso, a realizarse el día 26 de enero del 2020, a fin de completar el periodo constitucional parlamentario de los congresistas elegidos en las Elecciones Generales del 2016.

En conferencia de prensa con medios extranjeros, el primer ministro Vicente Zeballos afirmó que el Gobierno impulsará el proceso de elecciones con un rol neutral, dentro de un espacio democrática y transparente que garantice la masiva participación de la ciudadanía.

En esa línea, dejó en claro que el Ejecutivo no participará en las próximas elecciones parlamentarias. “No tendrá ningún nivel de involucramiento”, sostuvo.

“La cuestión de confianza es un instrumento válido”
En otro momento, el presidente del Consejo de Ministros aseguró que la figura de la cuestión de confianza está enmarcada en la Constitución, por lo que no es un exceso.

“La cuestión de confianza es un instrumento válido. Estamos convencidos de la constitucionalidad de las decisiones tomadas”, dijo.

Cabe precisar que el Ejecutivo acudió a plantear cuestión de confianza al Congreso de la República luego que la Comisión de Constitución archivara el proyecto de adelanto de elecciones.

Al negarse de manera «fáctica” esta medida constitucional, el presidente Martín Vizcarra decidió el pasado lunes 30 de setiembre disolver el Legislativo y convocar a elecciones congresales para enero del 2020.