El alto costo de las medicinas en Chile desata la ira contra la industria farmacéutica


Fotografía: Money

Los ciudadanos están castigando a la industria farmacéutica chilena desde el inicio del estallido social, hastiados por las deficiencias del abastecimiento público de medicamentos y los elevados precios de las farmacias privadas, que venden los remedios de marca más caros de Latinoamérica.

Por las noches, las imágenes de las cámaras de seguridad de los locales farmacéuticos revelan a grupos de encapuchados que arrasan con las cajas de medicinas de las estanterías; por las tardes, los profesionales de la sanidad, pensionistas y jóvenes reclaman con pancartas la necesidad de bajar los precios de los medicamentos.

Una de las principales quejas de los ciudadanos hacia las farmacias es que no traduce sus ganancias en beneficios para la población que, según un informe de la Fiscalía Nacional Económica (FNE), en 2018 supusieron 1.514 millones de dólares en ventas a consumidores finales.

De acuerdo con la Organización Panamericana de Salud (OPS), los chilenos son los que más gasto de bolsillo tienen en medicinas y los que más invierten en fármacos de marca.

Fuente: EFE