Empresarios del Club de la Construcción aportaron en secreto a la campaña de Keiko Fujimori del 2016


El sobrino de Jaime Yoshiyama, Jorge Yoshiyama Sasaki, declaró el último martes 11 de noviembre ante la fiscal adjunta Elvia del Carmen Caro, integrante del Equipo Especial Lava Jato, que algunos empresarios integrantes del Club de la Construcción aportaron en secreto a la campaña presidencial de Keiko Fujimori del 2016.

De acuerdo a información difundida por IDL Reporteros, en su testimonio, Yoshiyama Sasaki narró que la lideresa de Fuerza Popular le pidió que se reúna con su amigo Federico Aramayo Málaga y junten a un grupo de empresarios para que aporten a su campaña electoral.

“Keiko Fujimori Higuchi me pide si puedo reunir a empresarios del rubro de la construcción para que puedan hacer una donación nuevamente», indicó Yoshiyama, quien se refirió a que, en 2011, el fallecido Federico Aramayo Pinazo, padre de Aramayo Málaga, congregó a dueños de constructoras para aportar a la primera campaña presidencial de la hija mayor del exdictador Alberto Fujimori.

Yoshiyama Sasaki continuó que, dos semanas después del pedido de Keiko Fujimori, Aramayo Málaga le confirmó una cita con cuatro empresarios interesados en aportar en el proyecto electoral de Keiko Fujimori. Estas fueron: Ernesto Tejadad (Obrainsa), “señor Manrique” (Superconcreto), Fernando Castillo (ICCGSA) y Jorge Peñaranda Castañeda (Alpha Consult).

Tras la mencionada reunión, a la que asistió la excandidata presidencial, Peñaranda Castañeda entregó en efectivo diez mil dólares a Jorge Yoshiyama, y días después, previa coordinación, hicieron lo mismo los otros tres empresarios que manifestaron su interés en apoyar a la campaña fujimorista.

De modo que, como producto de la primera cita, Yoshiyama Sasaki reunió 40 000 dólares, dinero que entregó a Keiko Fujimori “en su oficina de la calle Bucaré”.

“Le comunicaba que quería ir a verla, a lo que ella usualmente me respondía ‘ven mañana’ o ‘ven pasado’, o tal día, y yo iba en la fecha y hora acordada para entregarle los sobres, los cuales le entregué en cuatro oportunidades, no recuerdo muy bien dónde, pero los lugares en los que le entregaba era o en su departamento en Surco o en su oficina de Bucaré”, agregó.

Fuente: La República