Fujimoristas contratan a sus familiares en el Congreso


Fotografía: Andina

José Luis Pérez Tapia primero laboró como auxiliar de la congresista fujimorista Marita Herrera Arévalo, entre agosto y septiembre de 2016. Luego se puso a las órdenes del fujimorista Federico Pariona Galindo, entre octubre de 2016 y septiembre de 2017, también como auxiliar. Fue reasignado al despacho del también fujimorista Carlos Ticlla Rafael, desde noviembre de 2017. Desde que Fuerza Popular tomó el control del Congreso, a José Luis Pérez Tapia no le ha faltado trabajo.

Tampoco a su hermana, Ana Rosa Pérez Tapia. Ella comenzó en el Poder Legislativo en diciembre de 2016, en el despacho del congresista fujimorista Modesto Figueroa Minaya. Su ocupación fue la de técnico. En 2018, Ana Rosa Pérez Tapia fue transferida a la oficina del legislador fujimorista Elard Melgar Valdez. Al igual que su hermano José Luis, Ana Rosa Pérez Tapia ha gozado de un buen puesto y un mejor sueldo desde que la mayoría de Fuerza Popular impone su dominio en el Congreso.

¿Qué mérito hizo que los hermanos fueran contratados por el Congreso? Oficialmente no hay una respuesta, pero quizás la solución a la interrogante se encuentre en el hecho de que son hijos de María de la Flor Tapia Bernal, hermana del congresista fujimorista, ex miembro de la Junta Directiva del Congreso y actual presidente de la Comisión de Fiscalización, Segundo Leocadio Tapia Bernal.

Segundo Tapia es el tenaz, persistente y imperturbable promotor de las investigaciones al discurso del presidente Martín Vizcarra en el que propuso el adelanto de elecciones, a la empresa Cornisa del hermano del jefe de Estado y de la participación de este en el frustrado proyecto Chinchero. Tapia alega que es un firme defensor de la ley en los casos mencionados, una determinación que parece haberse diluido respecto a sus familiares contratados por el Congreso en el periodo que cumple funciones.

¿Desconocía que sus sobrinos carnales José Luis y Ana Rosa Pérez Tapia, hijos de su hermana María de la Flor Tapia Bernal fueron contratados desde 2016 por el Congreso?

La Ley N° 26771 contra el nepotismo en su primer artículo que “los funcionarios de dirección y/o personal de confianza de las entidades y reparticiones públicas conformantes del Sector Público Nacional, así como de las empresas del Estado, que gozan de la facultad de nombramiento y contratación de personal, o tengan injerencia directa o indirecta en el proceso de selección se encuentran prohibidos de ejercer dicha facultad en su entidad respecto a sus parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad y por razón de matrimonio”.

Figura reiterada
Una investigación deslindaría la presunta responsabilidad directa o indirecta del congresista Segundo Tapia en la contratación de sus sobrinos carnales Ana Rosa y José Luis Pérez Tapia, pero en otras ocasiones Fuerza Popular lo ha impedido imponiendo autoritariamente su mayoría. Por ejemplo, en los casos de otros dos sobrinos de Segundo Tapia, Miguel y Eduardo Talledo Elera, y del sobrino de Milagros Salazar, Ezra Meléndez Salazar. No pasó nada.

Este tipo de contrataciones parece una norma entre los fujimoristas.

Entre marzo y octubre de 2016, Stefanie Kristell Díaz Quiroz estuvo asignada en el despacho del fujimorista Federico Pariona Galindo. Pero en noviembre se trasladó a la oficina de Segundo Tapia Bernal, el mismo cuyos sobrinos trabajan en el Legislativo. Pasó de la condición de asistente con un sueldo de 2,598 soles, cuando trabajaba para Pariona, a la condición de técnico con un salario de 4,900 soles, a la Comisión de Ética, durante la presidencia de, justamente, Segundo Tapia. Luego fue reasignada esta vez como asesora, esta vez con un sueldo de 7,789 soles, en la oficina de Maritza García.

Como lo muestran las fotografías de su álbum familiar, Stefanie Kristell Díaz Quiroz es pareja de Federico Pariona y madre de su hijo. Su carrera ascendente de auxiliar, asistente, técnico y asesora -que implicó un incremento de sueldo en tres años de 2,598 soles a 7,789 soles se produjo trabajando en las oficinas de los congresistas fujimoristas, empezando por Federico Pariona.

Aparentemente los ingresos de Stefanie Kristell Díaz Quiroz no son suficientes para el mantenimiento de su familia, porque su hermano Pablo Enrique Díaz Quiroz fue contratado como asesor de la Comisión de Defensa del Consumidor, bajo la presidencia del fujimorista Miguel Elías Ávalos. Decíamos, es una norma que se repite como un patrón. ¿No sabía Miguel Elías que Pablo Enrique Díaz Quiroz es hermano de Stefanie Kristell Díaz Quiroz, pareja de su compañero de Bancada Federico Pariona Galindo?

Sí, no es una coincidencia. La República pudo comprobarlo con documentos administrativos del Congreso.

Los sobrinísimos
Así como Segundo Tapia contrató a la mujer de Federico Pariona, Pariona contrató a José Luis Pérez Tapia, sobrino de Segundo Tapia.

A su vez, el fujimorista Elard Melgar Valdez contrató como asesora a Ana Rosa Pérez Tapia, sobrina carnal de Segundo Tapia, y Segundo Tapia contrata a Giuliana Melgar Choy, sobrina de Elard Melgar Valdez, hija de su hermano Roque Melgar Valdez.

Uno diría: Fue una vez, nada más. Pero no. Se reitera.

Miguel Elías Ávalos no solo contrató al cuñado de Federico Pariona sino también a la sobrina de Elard Melgar, Giuliana Melgar Choy.

Pero, además, José Luis Pérez Tapia, sobrino del congresista fujimorista Segundo Tapia Bernal, fue contratado por su colega de bancada Carlos Ticlla Rafael. ¡El mismo que también contrató al sobrino de Milagros Salazar, Ezra Meléndez Salazar.

Se parece mucho a un mercado persa de contrataciones de familiares de congresistas fujimoristas. Yo contrato a tu sobrino y tú al mío.

Si no es tráfico de influencias, seguramente los fujimoristas le pondrán otro nombre.

Fuente. La Repíblica