Residentes de Valle de Tambo anuncian paro indefinido desde el 15 de julio por caso Tía María


Fotografía: Público

Alrededor de 500 residentes de Valle de Tambo se congregaron en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay (Arequipa), donde acordaron durante una asamblea acatar un paro indefinido desde el próximo 15 de julio, luego de que el Estado otorgara la licencia a Southern Perú Copper Corporation para la construcción del proyecto Tía María.

Los manifestantes marcharon por las calles del mencionado distrito a partir de las 8 p.m., con dirección a la plaza Francisco Bolognesi, donde se llevó a cabo la asamblea.

El coordinador de los dirigentes de Valle de Tambo, Miguel Meza, dijo a este Diario que lamenta haberse enterado de la entrega de la autorización a Southern Perú por parte de la misma empresa, y no por parte del Ministerio de Energía y Minas.

Durante la tarde, los distintos alcaldes de Islay se reunieron de urgencia y enviaron una carta al presidente de la República. En ella manifiestan su malestar por la entrega de la licencia a la empresa minera, responsabilizando al Ejecutivo de cualquier acto que pueda ocurrir en esta provincia arequipeña.

-Desplazamiento policial-

Cerca de 400 agentes de la Policía Nacional se dirigieron a Valle de Tambo a fin de evitar la aparición de un conflicto social tras conocerse la entrega de la licencia a Southern Perú para la construcción del proyecto Tía María.

-Southern se pronuncia-

Por otro lado, la empresa minera reiteró su compromiso de no iniciar la construcción del proyecto sin antes generar, en coodinación con el Ejecutivo, espacios de diálogo en los que se absuelvan las inquietudes y se den las garantías que la población requiere. Esto se hace con el objetivo de lograr un contexto social favorable.

Precisaron que garantizarán a la población de Islay que el proyecto Tía María no afectará otras actividades económicas, pues en las operaciones se empleará agua de mar desalinizada. Para el transporte de suministros y producción de cobre, se construirá un ferrocarril industrial y una vía de acceso al proyecto a distancia «prudente» del Valle de Tambo.

Fuente: El Comercio