Un incendio forestal en Bolivia consume 450.000 hectáreas de bosque


Un incendio forestal ha dañado unas 450.000 hectáreas de bosque en la región boliviana de Chiquitanía, en el departamento de Santa Cruz, y el Gobierno de Evo Morales reconoció este lunes que, debido a la sequía y los fuertes vientos que afectan la zona, el fuego es «difícil de parar». Informó este martes RT en su portal web.


Tras sobrevolar el área de Roboré, epicentro del desastre, el presidente boliviano informó que puso a disposición un helicóptero para evacuar a las familias damnificadas, y que unos 400 soldados se sumaron a las tareas de control del fuego, con seis cisternas de agua con capacidad de 10.000 litros.


Según Morales, el incendio se redujo en 70 % en las últimas horas, aunque las condiciones del terreno, por falta de humedad, y el clima, podrían empeorar la situación.

Declaraciones del Presidente de Bolivia:


El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, declaró el sábado el estado de «desastre departamental» en la zona. Y vinculó el incendio a la acción del hombre: «No se puede jugar con fuego», manifestó.
Fuente: RT