“Mientras más comodidad tiene el hombre, deja menos espacio en su corazón para Dios”, dijo el diácono de la Catedral de Puno


Carlos Miguel Mestanza, diácono de la Catedral de Puno, refirió que cuando el hombre tiene aparentemente todo y vive con comodidades, tiende a dejar menos espacio en su corazón para Dios, ello en referencia a lo expresado por el Papa Francisco, luego de su visita a Budapest y Eslovaquia, del que afirmó que se trató de una peregrinación “de oración en el corazón de Europa”, un continente “donde la presencia de Dios se diluye” en medio del consumismo y del pensamiento único.

“En esa parte del mundo el avance de la tecnología y técnica, ha desarrollado la vida de tal forma que se deja de lado este aspecto”, opinó, mencionando a su vez que todo parece muy atractivo a los ojos del hombre y llena su corazón con ello.

“Europa es lo que es actualmente, gracias al catolicismo, remontándonos a la edad media, donde inician los monasterios con los benedictinos a impartir cultura al resto de los ciudadanos, Europa ha sido por muchos siglos cristiana”, precisó.