Obispo de Puno pide a los cristianos católicos en la solemnidad de San Juan Bautista enderezar el camino de sus vidas


Este 24 de junio la iglesia católica recordó el nacimiento de San Juan Bautista, profeta precursor del Mesías; la celebración eucarística con motivo de esta fecha estuvo presidida por el obispo de la Diócesis de Puno, monseñor Jorge Pedro Carrión Pavlich, en el templo del mismo nombre y santuario de la Santísima Virgen María de la Candelaria.

En la homilía, monseñor Jorge Carrión, recordó que Juan Bautista es la voz que clama en el desierto, no un desierto físico o geográfico, sino en el desierto de la vida de los hombres, por ello hoy nos invita a enderezar y preparar el camino de la vida para la llegada de Jesús.

Así como el profeta Juan Bautista dudó en algún momento de la llegada del Mesías, hoy también hay dudas y de ahí la respuesta de Jesús; los ciegos ven, los mudos hablan, los cojos caminan.

El obispo de Puno, explicó que en la actualidad hemos sido cegados por nuestros negocios y relaciones sociales, no vemos que los contagios y fallecidos por la pandemia del coronavirus se acrecienta. “Somos mudos porque no tenemos la capacidad para decirle a los demás que cuiden su vida y somos cojos porque no queremos hacer el camino de cuidarnos nosotros mismos”, expresó monseñor Jorge Carrión.

Enfatizó que no tiene sentido rezar a la Virgen María sino estamos dispuestos a enderezar el camino de nuestras vidas. Recordó que es importante saber escuchar, guardar silencio y asimilar lo escuchado, para ser responsables de nosotros mismos.    

Finalmente, el Obispo de Puno, recordó a los feligreses del Templo San Juan Bautista, que tienen un santo patrono excepcional, que junto a María la Virgen, en su advocación de la Candelaria, completan el Misterio de Dios.

Agregó y recomendó pedir cosas espirituales grandes a María la Virgen, para ello tenemos que tenerla como madre protectora por ser bendita entre las mujeres, “si creemos como María, la vida esta asegura y la vida tiene futuro”, sentenció.