Residuos biocontaminantes que se generan en la UNA-PUNO serán incinerados para disminuir la afectación medioambiental.


UNAP

José Martín Aguilar, coordinador del Voluntariado en Gestión Ambiental de la Universidad Nacional del Altiplano Puno, refirió que según el reporte del 2018 son 3,5 toneladas de residuos sólidos que se recolecta en la casa superior de estudios.

Asimismo, detalló que uno de los residuos más complicados de degradar son los biocontaminantes que se generan en las prácticas de laboratorio Facultad de biomédicas, biología y medicina veterinaria y zootecnia. Estos residuos serán tratados a 1200 grados centígrados en un incinerador de la UNA- Puno.

Finalmente, mencionó que el incinerador servirá para quemar a altas temperaturas los residuos, reduciendo su volumen a cenizas, para después darle disposición final.